miércoles, 27 de noviembre de 2013

Beautiful boy



Yo quiero tus silencios, tu miedo y tus mañanas.
Quiero tus calles, tu madrugada  y tus rincones.
Quiero esa soledad que te mira y esa sonrisa que todos buscan.
Hay tantas cosas que no sé de vos y tantas cosas que me gustan.
Pero amo todos tus lados, así, en el sol,
cuando no le perteneces a nadie,cuando todo se apaga y brillás.
Yo quiero tu sensibilidad.
Quiero ese caleidoscopio, con el que vés cada cosa.
                                                      Me quiero guardar todas las sensaciones,
                                              hacer un deja vu todos los días con los recuerdos.
Yo quiero cuidar todos tus colores.
Verte y darme cuenta que por esta vez no voy a cruzar los dedos.
Y quiero tus planes.
Quiero ser tus planes.





Lo que nunca leerás




Antes de conocerte
 ya te conocía.
Antes de tocarte,
ya sabía como me iba a sentir.
Antes de verte reír,
ya sentía toda la paz.
Sos un constante deja vu.
Sos todas las rimas
de mis palabras.
Sos todos los rincones
que me gustan.
Si supieras el poder
que tenés en mí.
Si supieras que sos
lo que necesito.
Nadie sabe que te imaginé tantas veces,
cada rincón de tu casa
está en mi imaginación,
desde antes de llegar:
tu cama, tus muebles, tus gatos.
Esta locura de ver más allá.
Y de sentirme tan libre,
tan segura
cuando estoy cerca tuyo.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Anagrama de Luz








































Me hace sentir que nada en mí está mal.
Que todo lo que hago , todo lo que siento, es lo correcto.
Cada vez que estamos juntos me hace pensar que puedo lograr lo que sea.
Las voces por fín se apagan cuándo él me besa.
El miedo se esconde de mí cuándo hablamos.
Puedo ser fuerte otra vez, puedo creer de nuevo en mí, cuando me toca.
Y esa sensación de paz... tan anhelada cuándo me dice que todo va a estar bien
(me gustaría guardar su voz repitiéndomelo cuando me vaya).
Cuántas caricias hacen falta para que se lleve todo este dolor?
Toda esta incertidumbre vuelve cuando él no está, traspasa las paredes, los dulces recuerdos.
A veces tengo miedo que descubra esta oscuridad que llevo dentro.
Que encuentre los hilos que llevan a mi tristeza y no me busque más.
No quiero deshacerme de la forma en que me mira, cuándo me habla de sus planes,
cuándo pone sus manos en mis muslos y abre su boca.
Me gustaría que el tiempo no desperdicie esto, que no lo eche a perder, que no me lo robe.


Conjuro




Te gustó verte revolcándome en mis propias dudas.
Hundiéndome, asfixiándome en mis propios miedos.
Me llevaste hasta lo más bajo para parecer alto.
Para parecer que realmente alguien te vé.
Pero yo sé.
Todos te tienen al margen y a nadie le importás.
Debes tener mucha oscuridad para esparcir tanto odio.
Y yo creí que podía manejar tus argumentos,
pensé que podría reírme de vos y alejarme.
Pero escarbaste hasta dejarme totalmente vulnerable.
Me paraste frente a un espejo que no quiero ver.
Y te odio por hacerme naufragar.
Me sentía tan brillante...
todas las calles susurrando mi nombre y el de él...
Y ahora quiero que todos sepan la clase de sombra
que hay detrás de esa sonrisa:
estás en todos lados y a la vez en ninguno,
porque no perteneces a nadie, a ningún lugar.
No tenés el valor para amar realmente a alguien,
para jugarte, para dar lo mejor de vos.
Nadie cree en vos.
Tus palabras sólo sirven para corromper.
Tu presencia es hueca.
Tu vulgaridad es incómoda.
Te dedico una soledad tan oscura,
que siempre te entierre en el olvido.