miércoles, 10 de diciembre de 2014

Sommelier





















Brindemos,
por lo que no tiene remedio,
por lo que uno espera y desalienta.
Brindemos,
por el sin sentido de las cosas,
que no van a encajar nunca.
Y las ilusiones que permanecerán estancadas
cuando acabe el día.
Brindemos,
por lo taciturno que tiene,
la nostalgia de los recuerdos,
atascados en el calendario.
Brindemos,
por los impulsos que lastiman,
por la oscuridad del abandono.
Brindemos
por la indiferencia,
por el sabor que se le encuentra
a los lugares olvidados.
Brindemos,
por lo que no tiene remedio.

Atravesarlo

El incienso,
la marea,
las olas del mar,
el atardecer que me dió tanta paz,
la lluvia sobre el techo,
los colores que ví cuando me hablaste la primera vez,
                                                                                      todo eso se acaba.
Yo pude tenerlo todo.
Yo pude creer que todo existía para siempre.
Y fluí....
verte es no paz.
Y si me aferrara a todos mis miedos?
Y si escapara hacia ningún lugar?
con todos los planes que soñé sin ningún colchón...
Ilusiones.
No sirven.
Compararte.
Me deja más sola.
Porque no sos todo lo que quiero
y tenés todo lo que quise.
Compararte.
Atrasa la memoria.
La memoria atrasa todo.
Miro hacia atrás y no esquivo los pozos, los pasos.
El viento, que parece saber.
Los ojos que no saben de esto.
La mirada que me busca:
espera alguien que intento ser.
Cuando cada noche me quedo sola...
                                                          esto es demasiado grande para esta sangre.
El corazón duele,
quiere explotar por las paredes
y no sabe como.
Lastima no saber hacia donde correr
sin herir a alguien.
Olvido.
El olvido tendría que venderse en dosis,
no habría antes ó despúes,
no habría aprendido nada,
quisiera equivocarme mil veces de nuevo
y no haber sabido quién era.
Volver.
Volver no resuelve el crucigrama.
Las cartas que ella me tiró.
No entendían,
No decían que atravesar el bosque
                                                            para aprender a andar
                                                                                                  iba a doler tanto...