miércoles, 1 de febrero de 2017

Rota









































Cada vez que hablamos, me desarmo un poco más.
No hay manera de juntar las piezas, soy como una copa rota unida de a pedazos, que quiere seguir en pie.
No hay silencios que me calmen.
Una incertidumbre me deja inmóvil.
Mis pies atados, mis manos sin fuerzas.
Cuáles van a ser las palabras que finalmente nos separen?
Cómo vas a mirarme cuando esto ya no duela más?
El tiempo es mentira.
El tiempo no cura.
El tiempo es cruel y voyeur de la sangre.
El tiempo sólo me deja el alma hueca mientras te observo hablarme: tus ojos vencidos, tu sonrisa a medias.
Y por dentro pienso...
Que esto va a traspasarme si no dejo que fluya, si no dejo de mirar entre las sombras, si no dejo de compararte con todo el resto del mundo.
Tengo que pararme porque esto va a hundirme en mi propio paraíso, va a hacerme desperdiciar mis propias esperanzas.
El olvido me va a hacer fuerte? Me va a hacer valiente?
Vas a amarme siempre... lo sé. Cuando me nombrás, una parte de mí te sueña: los mismos recuerdos, las mismas flores, las mismas charlas interminables.
Donde yo vaya vos vas conmigo... pero voy hacia adelante.
Todo el amor que me diste es más fuerte que mis palabras.
Y mis palabras luchan por sanar.











martes, 24 de enero de 2017

#41




Vení a ver.
Te juro que por ahora estoy jugando a tiempo contra mis problemas.
Voy lento pero acelerando.
¿Querés que baile mientras estoy adelante?
El juego contra el tiempo se gana.
Pero lo difícil está llegando acá.

Voy a ir en esta dirección,
y encontraré mi propio camino afuera.
No te voy a decir que recién empiezo,
pero estoy siendo mucho más yo mísmo.

Todos los fantasmas regresan a la vez,
revoleándose sobre vos.
¿Y si te llegaran a aplastar?
Recuerdo que solía jugar con toda la soledad 
que nadie nota.

Estoy suplicando lento,
llegando hasta acá.
Sólo esperando.
Yo quise quedarme,
yo quise jugar,
yo quise amarte.

Estoy tan lejos,
y sólo el mañana guía mi camino.
Voy valseando hacia atrás 
y moviéndome en tu cabeza.
Por favor, no voy a pasar esto por alto.
Oh, no tomaría más de lo que necesito. 
¿Qué clase de hombre lo deja pasar? 
Te traeré agua.
¿Por qué nunca estás alegre? 
Te pierdes lo maravilloso.
Vine rezando por vos.
¿Por qué no querés correr 
bajo la lluvia y jugar? 
Dejá que las lágrimas te salpiquen. 


Escrito por Dave Matthews Band


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Duelo



Necesito una burbuja de arena, donde poder recostarme mientras te veo alejarte de mí.
Una arena blanda y suave donde poder hundirme cuando ya no te tenga a la vista.
Necesito respirar el aire del campo por última vez, mirar los caminos que me esperan, para empezar de nuevo otra vez, sin vos.
Nunca me voy a acostumbrar a esta vida así. En el silencio que me impusiste.
Pasan los días como dentro del mar, con esas olas que me llevan hacia todas partes y con esa fuerza donde me dejo llevar, dónde por más que cierre los ojos no hay nada que pueda hacer para parar el mundo.
Te acordarás de mí, de vez en cuando?
Algún día descubrirás todas las estrategias que busco para acercarme?
Algún día todo esto va a pasar y voy a poder abrazarte de nuevo?
Siento que te estoy perdiendo cada vez más rápido y entre mis manos solo quedan restos de mechones de tu pelo, de tu risa en mi lado de la cama, de tus juguetes en mis cajones.
Si pudiera volver el tiempo atrás y cambiar este camino, me odiarías menos?
Si pudiera decirte todo lo que esto duele, seguirías escondiendo mis fotos?
Hacer de cuenta que no te importo, te hará más feliz? Más fuerte?
Hoy, otra vez, me levanto inventando planes para llenar este vacío.
Y el sol me quiere ver brillar y el amor no se cansa de contenerme.
Pero yo sigo buscando tus huellas.

sábado, 23 de julio de 2016

Rutina


Yo espero el ciclo de toda esta tristeza que se levanta como el viento en el campo, que me besa la nuca cuando bebo otra copa.
A veces los ojos se me van hacia adentro.
Oscuridad en este arcoiris.
Avanzar sólo hace que me choque contra paredes.
Si todos pudieran ver a través de mi sonrisa...
El olvido: lápida de tierra mojada y negra, donde la vida se empecina en regresar.
Pensabas que podías ser oscuro?
No.
No llegaste ni al borde, ni respiraste los colores de la humedad, de lo gris, de la soledad envuelta en un montón de gente, en charlas huecas, en planes ingenuos que no tienen final.
Como esas formas oscuras que se hacen en el campo, cuando la luna todavía no sale y la luz no existe: así se pone mi alma, atascada y hundida. Deforme.
Oscuridad.
Hay un agujero tan profundo en la tierra que se hace invisible, todos los días un abismo construido a los pies de mi cama.
Cerrar los ojos y pensar que esto también va a pasar. 
Que es sólo otra pesadilla. 
Que cuando abra los ojos, el mundo está quieto y no duele. 

miércoles, 6 de abril de 2016

El Rey triste

Te felicito en tu sillón de Rey.
Te felicito por tapar mi rostro en las fotos y ponerte delante de la cámara.
Realmente pensabas que esto inclinaría la balanza a tu favor?
Tu corona es vulnerable, sin nadie que te ayude a sostenerla.
Nunca tuviste fuerzas.
Pero quién soy yo para decírtelo?
Disfrutás dejándome de lado?
Disfrutás el lugar, la etiqueta que me pusiste?  Como una especie de venganza...
Una lástima que tu ego se haya arrastrado tanto sólo para llegar hasta acá.
Por un momento pensé que ibas a mantenerte en alto, pero la verdad que conformar a todos siempre fué tu lado fácil. 
Te felicito en tu sillón de Rey, pero vos y yo sabemos que sos un rey triste.
El miedo de siempre y tu cabeza que explota.
Es todo lo que siempre vas a tener.

sábado, 19 de marzo de 2016

A.O.



Sos como el viento que entra en las costillas, en las ropas que no alcanzan a tapar la piel, el viento que todo lo arrastra, lo desarma y deja al sol brillar.
Llegaste a mi vida iluminando todo, rozando todo.
Toda la felicidad que existe, es nueva.
Toda la felicidad que no sabia que existía está acá, todos los días, al lado de la almohada que muerdo cuando estás dentro mio.
La piel.
La piel volviéndose más suave. Todo más despacio, cuando llegás.
Mi grito para de gritar cuando escucha las llaves entrar en la puerta.
De repente, todo no duele tanto,  todo es un chiste, una trampa que puedo saltar tan bien. 
Y puedo pararme arriba de tus hombros a mirar el mundo alrededor y nada puede lastimarme.
Vos me hiciste fuerte desde la primera vez que me tocaste, vos me hiciste creer en mi desde que me miraste a los ojos y me prometiste que íbamos a estar bien juntos.
Aprendí a volar.
Aprendí a quererme estando sola. Y el camino cada vez es más largo, se atascan todos los proyectos de tanta vida. Pichones de recuerdos como deja vu.
Una excusa arriba de otra para abrazarte en las mañanas.
Madrugadas donde me besás y me hacés nueva.
Amo esas veces que me mirás a los ojos buscando algo que todavía no sé que es. Buscando algo que yo presiento que existe: esta fe en vos, en todo lo que haces, en cada consejo, en cada suspiro de despedida.
Ojala pudiera amarte toda la vida, ojalá que esto nunca duela. que no tengamos que mirar para atrás y escondernos.
Te amo con cada parte oxidada de mi ser, cada parte de mí, olvidada y renacida.
Vos sos lo que me hace ser yo. Vos me revivis. Ojalá esto sea eterno.

martes, 17 de noviembre de 2015

Daguerrotipo



    Cuando yo me muera lo último que quiero es decir su nombre, 
             cerrar los ojos y ver como todas las imágenes se mueven una atrás de otra. 
Un compás de sensaciones, la chance de bailar otra vez.
Cuando por fin todo pare, 
cuando no haga falta abrir los ojos para mirar el mundo, 
ya no voy a ser más vulnerable. 
Todas las vidas van a estar juntas. 
La felicidad de un último instante.
.