jueves, 26 de junio de 2014

La luz que sabe curar




Mi amor no tiene miedos, 
va por todos los rincones, está en todos lados.
Mi amor es fuerte y suave.
No hay espacios vacíos en su abrazo.
Mira al frente mientras busca mi mano.
Mucha paz viniendo de todos lados y expandiéndose.
Yo creo que días y días estaban preparándome para esperarlo.
Los besos más dulces, la lengua más sabrosa de todas,
las palabras nunca escuchadas.
Si cierro los ojos él se encarga de abrigarme,
si hay tormenta él trae de vuelta las sonrisas,
si estoy perdida él sabe volver.
Y el tiempo está por fin quieto cuando estamos juntos
y los pensamientos no van hacia ningún lado.
Las mañanas y las noches abriéndose como algo nuevo...
Mi amor no duda: yo le pertenezco.
Él es toda la música y baila,
Él es toda la luz que sabe curar.

lunes, 16 de junio de 2014

Protección



... como cuando no sabía como decir todo lo que me atravesaba y te quedaste ahí para enfrentar las balas y no te importó que casi explotara, querías saber.
A veces mis frenos no tienen freno, una palabra encima de otra corriendo de un lado a otro.
No puedo parar.
Y estás ahí, quieto y mirándome y sabés que al final voy a atravesarlo y que todo no iba a ser tan devastador como yo pensaba. Y que todas las escenas que inventé  eran solo humo, que nada era como yo creía.
Que te quedás al lado mío.
Que lo peor no va a suceder.
Por qué seguís queriendo ser parte de todo esto?
Por que seguís cada sonrisa que tengo?
Qué es lo que te hace esperarme cada tarde, buscarme entre la gente, hacer el té que más me gusta?
Qué es lo que encontraste en mi mirada, que te hace olvidar de tu solitaria actitud?
A veces sos tan cruel en tus distancias, en tus silencios.
Ahuecado en tu armadura, pareciera que te fuera fácil darme la espalda y seguir.
Yo siempre te deseo tanto...
Y no entiendo.
No entiendo.
Llegaste acá y atravesaste todo esto.
Llenaste de luz cada rincón, con tus risas, con tu música, con tus historias, y me quedo sin entender el plan que el destino tiene para mí. Porque yo pensé que había saboreado todas las vidas posibles, que más no se podía sentir.
Alguien más vé lo que veo yo cuando te miro?
Alguién más se dá cuenta de lo grandioso que sos? de lo dulce y frágil que sos?
Persististe, pasaste a través de mi mente, mientras yo me esforzaba por lograr que me quisieras, vos no hiciste ningún esfuerzo para entrar acá.
Todavía me cuesta adaptarme a la sensación de que estés pendiente, yo solía estar en ningún lugar todo el tiempo, todo atravesándome y la sensación de soledad entre tanta gente. Todos los relojes corriendo alrededor, todas las aceleraciones juntas, ningún momento para poder parar, todas las calles en bajada sin descanso.
Estás amándome y no hay nada que pueda darte que no puedas asimilarlo y hacerlo preciado.
Todo lo transformás en color, todo lo convertís en un buen recuerdo.
Tu amor me muerde y me acaricia, me acompaña a todos lados, no duda.
Tu amor entiende esta locura, me mira dormir y sonríe, de a ratos espía lo que no me atrevo a decir.
Cuando te despido y salgo a la calle y todo parece que empieza y todos parecen que me sonríen y me miran brillar, sé que todo esto es por tu amor.
Tu amor está pendiente y siempre es brillante.
Cada espera, cada plan, cada noche, me hace amarte.