viernes, 25 de noviembre de 2011

Invisible



Te olvidaste de todo.
Cada pequeña parte de los recuerdos los fuistes desarmando con el correr de los días.
Y yo pensé que iba a ser alguien a quién recurrieras cuando te apagaras. Pero no.
Corriste todo de lugar y me dejaste afuera.
Pensaste que olvidándome , que ignorándome ibas a hacerme odiarte?
Perdón, pero tu forma de defensa es bastante primitiva.
Tirás la flecha a cualquier lado por las dudas.
Y empiezo a pensar que disfrutás quedándote cada vez más solo.
Mirás tu espejo todos los días y el reflejo es cada vez más turbio.
Estás perdido si pensás que voy a dejar de amarte.
Estás confundido si creés que perdí la fé en todas las cosas que hablamos esa noche en el bar.
Por un momento llegué a pensar que pude hacerte feliz.
Pero estás tan preocupado en disfrutar tu dolor que no ves mis muecas.
Como un barco intocable con su bandera de pesimismo tirada por el viento:
siempre solo, siempre a punto de hundirse.
No importan las amarras, no importan las orillas.
Que disfrutes tu soledad, tu hastío, brindemos por tu aficción favorita.
Tu pesimismo trágico te oculta lejos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Creo

Creo que aun tal vez piensas en mi
creo poder captarlo
creo que al fin nada tiene fin
creo desesperado
creo que morir es una sensación
creo que vivir podría serlo pero ahora es algo mucho mas real
creo que salí a ver un poco de sol
creo que te vi bailando Beatles en alguna vieja casa del lugar

Creo que aun tal vez piensas en mi
creo poder captarlo 

y ya no quiero verte tan triste, triste así
creo que estas llorando 
me acuerdo que abrí la puerta y eras vos
después me perdí mirándote desnuda y te reías de mi cara de maldad
entonces sentí la cima del amor
y si me caí no importa porque todo todo todo todo esto es de los dos

no quiero nada que nos haga mal
yo creo
yo creo y con eso basta
creo que aun tal vez piensas en mi
creo poder captarlo.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cuando bailamos - Sting



Si él te amó
Como te amo
caminaría lejos con vergüenza
Me cambiaría de ciudad,
Cambiaría mi nombre
Cuando él te  mira
Cuando él cuenta con comprar tu alma
En tu mano sus anillos de oro
Como su propia ave que canta
Cuando bailamos, los ángeles correrán y ocultarán sus alas
El sacerdote dijo que la salvación de mi alma
Está en el equilibrio de los ángeles
Y por debajo de las ruedas de la pasión
Mantengo la fe mi manera
Cuando bailamos, los ángeles correrán y ocultarán sus alas

Si pudiera romper los muros
Y gritar mi nombre en la puerta del cielo
Tomaría estas manos
Y destruiría los oscuros mecanismos del destino.
Las catedrales están quebradas
El cielo ya no está allá arriba
Y el fuego del infierno es una promesa lejana.
Todavía estoy diciendo que estoy enamorado.
Todavía estoy enamorado.
Él no te  amará
Como te amo.

Él no te cuidará de esta manera
Te maltratará si te quedas.
Ven y vive conmigo
Tendremos nuestros  propios hijos
Te amo más que a la vida.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Respiro



Perdiste el envión para poder ser y todo lo demás que se debiera ser, en alguna parte de los corchos de tus botellas.
Te crees tan fuerte en tu dimensión particular, llena de sangre y esa tendencia tuya a pensar que hay que alejarse de todos. Todos lastiman.
Es una lástima verte así.
Estás obviando las partes felices, las partes donde no pasaba nada por tu cabeza y podías sonreír sin  las defensas en alto.
Eras un montón de música, como esa clase de sahumerio que se siente en las ferias un día de sol.
Pero estás ciego.
Tus pupilas lejos, en una clase de calesita que gira una y otra vez en la misma canción, en la misma ciudad.
Depende de uno mismo estar bien, y eso ya es suficiente obstáculo.
Corrompido hasta los huesos, cada palabra pretende dañar a todos los fantasmas que ocupan tu almohada cuando tratás de dormir.
Remolinos, remolinos, son todos tus pensamientos y cuando más hablás más mudo te quedás porque todo lo que decís no tiene sensaciones buenas...
Y una y otra vez girás y girás y yo me estoy quedando sin hilos para tu trapecio, a veces pienso que de todas formas vas a caer.
Me dijiste que elija esa vez ¿te acordás? yo elijo olvidar el dolor, elijo aprender a perdonar, somos espejos desparramados por todos lados y seguramente otra yo andará por ahí, para alguna vez herirme con la misma daga que yo beso, para olvidarme, para hacerme pequeña, para burlarse de todo lo que escribo, para pensar que esto no vale la pena, para obsesionarse por las palabras que no se dijeron, para odiar.
Lo que tiene que ser, nunca va a ser, es inútil esperar. 
Un respiro nuevo y abrí los ojos. Que todo fluya.












Not about love

Tu pasatiempo favorito es amar tus miserias, pero aquí esta nuestra Fiona, para reírte un poco de ellas.