lunes, 23 de enero de 2012

Que pensaste? Que me iba a olvidar así nomás de las veces que te buscaba en las paredes? que te llamaba a ciegas de respuestas? que te creía más fuerte que el sol, que me rescataba del olvido?  del aire que ya no pasa por mi jardín. Estás perdido si pensabas que todo está construido a tientas. Ignoras todas las palabras que guardo entre las calles.
Que pensaste? te creíste mi imagen de fuerte, creías que despilfarraba palabras juntando el vértigo de lo que no existe. Un laberinto totalmente vacío de esperanzas y sin sinfonía . Olvidarte? Trato cada vez que despierto para levantarme en la madrugada. Olvidarte duele, es como sacarme una uña que no va a crecer. Imposible odiarte.
Todas las veces, todas las veces que me decías que no podías, nunca creí. Nunca creí que fuera mentira.
Y ahora que el olvido te calza bien en tus zapatos de invierno, ahora que en tus fotos no hay musas,  ahora que en tu curiosidad no está mi nombre, ahora que te querés confundir entre toda la gente y hacerme creer que fué un malentendido.
Creías que iba a embalsamar todo esto para mirarlo como uno de tus cuadros y creer en el vacío de sentido?
Te equivocaste en todo.
No hay amor sin excesos.
No hay poesías sin reproches, sin oscuridad, sin ruegos.
No agotas mi inspiración, puedo sentir sin vos, pero no a pesar de vos.