martes, 19 de abril de 2011

Despertando


Es todo mentira.
Faltan valientes que te miren a los ojos.
Pero de verdad.
Sin silencios ni traducciones hipócritas.
Ninguna interpretación filosófica.
Ninguna excusa.
No quiero controversias.
Quiero una certeza aguda y transparente.
Un salto mortal con los ojos cerrados.
Un beso profundo y lento.
Eso quiero.
Faltan valientes.
Que se atrevan al desafío,
que no justifiquen  el olvido.
Que no se escondan en la ausencia.
No quiero ningún telón.
No quiero correr tras ninguna huella.
La luna siempre alumbra más
lo que está a mi lado.
Faltan valientes.
Esos dedos llevan y traen mentiras.
Esa lengua oculta espejismos efímeros.
No quiero.
Ya no puedo permitirme
despedazar al tiempo de esa forma.
No puedo permitirme apostar mi coraza.
Ya no más.

martes, 12 de abril de 2011

Infinitud

Voy a amarte incluso cuando estés muerto.
Cuando tus pómulos se ahuequen y tu pelo
salga a bailar fuera de tu caja de madera.
Mientras tus ojos estén cerrados
voy a leerte uno por uno mis poemas.
Y ya no te va a importar lo que diga la gente.
Voy a amarte incluso cuando estés muerto.
Cuando todas tus fotos se sequen en la pared
y el polvo de la casa se quede dormido en tu ventana.
Cuando tus manos se agrieten y se vuelvan más finas.
Y tus arrugas...
Tus arrugas tan sabias y tan hermosas
se irán desdibujando ahogadas por la soledad.
Voy a amarte incluso cuando estés muerto,
cuando tus rincones te esperen llegar,
cuando la oscuridad me hiele,
cuando nadie busque tu nombre.
No voy a llorar.
Me quedaré en silencio y quieta:
vas a estar en el aire, brillando siempre.
Nada te va a poder lastimar,
porque voy a amarte incluso cuando estés muerto.

jueves, 7 de abril de 2011

Despedida

Cuando llegue el final ¿que parte de mí se va a morir?
Cuando te vea partir y gire la cabeza para seguir adelante.
¿tendré la misma mirada?
¿serán tus mismos pasos que se perderán entre la gente?
Cuando llegue el final,
 no habrá perfumes que estrenar,
ni canciones, ni tampoco habrá bares.
Todo como un túnel húmedo y frío.
Todo como un túnel vacío y lleno de sombras.
Cuando quieras verte en otro espejo y te olvides de mi sonrisa.
¿seré lo suficientemente fuerte para ser valiente?
Tu cuerpo se amoldará a otra cadera,
 tu boca como una cala
pura y terrible se tragará este secreto.
Yo que nunca supe mover las piezas.
Yo que nunca me escuché a mi misma.
¿Qué parte de nosotros quedará en el olvido?
La soledad que me persigue se irá tras mis zapatos.
Aquellos besos tan húmedos quedarán asfixiados en el recuerdo.
Todas las horas, todo el viento, todos los aromas
arrasados y perdidos para siempre.
Cuando llegue el final ¿que parte de mí se va a morir?

martes, 5 de abril de 2011

Impuro

¿Que parte de tu espíritu te dejaste arrebatar?
¿Olvidaste las palabras que te salvaban
o quizás las dejaste secarse?
¿Por dónde se fueron todos tus intentos?
¿Por qué permaneciste afuera mientras oscurecía?
No te importó quedarte solo para ver las estrellas.
Ahora todos te observan sin querer ser observado.
Miro en tus ojos y tu soledad me saluda añeja.
¿No es mejor bajar la guardia?
¿No es mejor tragar y olvidar?
¿Por qué tu piel está tan endurecida?
Los labios probablemente se cierren al tocarte,
sin poder robarte artificios.
Y no intentás escucharme.
Ausente en tu balcón mirándonos a todos,
haciéndonos creer que sos el guardián de algo,
pero te escondes del mundo ahí arriba.
¿No vés que ya me dí cuenta?
¿Dónde te dejaste olvidada la calma?
Vas a caminar todas las calles pero el rencor
no te va a olvidar, no te deja atrás.
Y sos sensible.
Y sos luz.
Ojalá pudiera devolverte la inocencia.